Sunday, March 8, 2009

Una rosa para Catalina Lasa de Rosa Ileana Boudet.













En las fotos: La casa de Catalina y Pedro en La Habana. Catalina Lasa y Pedro Baró.


El ICRA invita a su serie de lecturas dramatizadas.


El Instituto Cultural René Ariza (ICRA) invita a la lectura dramatizada de Una rosa para Catalina Lasa, obra de la dramaturga cubana Rosa Ileana Boudet, bajo la dirección de Eddy Díaz Souza, este jueves 19 de marzo, a las 8 de la noche, en Teatro en Miami Studio (2500 SW 8 Calle).


Una rosa para Catalina Lasa es una evocación a partir de la apasionada y escandalosa historia de amor entre Catalina Lasa y Juan Pedro Baró, que estremeció la sociedad cubana a principio del Siglo XX. En la obra, cada noche, a la hora imprecisa en que se desvelan los recuerdos, retorna Catalina Lasa. Ella, que paseó su belleza por los salones aristocráticos de La Habana, traspasa ahora los ángeles de Lalique, se desprende de la frialdad del mármol y la muerte para respirar su propia vida. Es un ejercicio que le permite reinventarse cada día, evadiendo la reconstrucción biográfica o la anécdota de hechos estrictamente históricos. Prefiere, en cambio, mostrar su interior femenino, revelar la pasión con que amó el arte, la vida… esa vida que construyó junto a Juan Pedro Baró. Catalina intenta recordar o recomponer las tantas piezas dispersas de su vida, la alegría de los pregones, la noche del baile en la que conoció a su amado, el dolor del destierro, el desprecio de sus iguales, los olores de la cocina cubana, París, el danzón… Por más que intenta no puede escapar del murmullo, la hipocresía y la intolerancia. Pero, al final de cada noche, Catalina Lasa, la insomne y eviterna, recuerda que su historia es un canto al amor.


Palabras de la autora.


Hace cuatro años, escribí Una rosa para Catalina Lasa, para mi hija, Broselianda Hernández, actriz, a quien la obra está dedicada. Nunca había escrito una obra y a lo mejor no repito la experiencia, pero me interesó hacer para ella un ejercicio que le permitiera cantar, bailar, improvisar, y a mi de paso, conocer las enormes dificultades a las que se enfrenta un autor dramático, yo que los he criticado tanto... No me considero dramaturgo, pero si escribo un texto, en alguna medida lo soy aunque sea una intrusa y una aprendiz. Y nació Catalina. Y aparte de una lectura que hicimos para Mónica Guffanti, pasó el tiempo y un día la puse en internet y a medida que le hacía arreglos pequeños y había una nueva versión, la publiqué en Yudu y en You Publish. No es una obra biográfica sobre Catalina Lasa (no he investigado para ello), sino una evocación, con casi todo inventado a partir de la real, con situaciones que no le ocurrieron pero podrían haberle pasado, pero con enorme respeto y admiración por la auténtica, cuya biografía me encantaría hacer, alguna vez. Yvonne López Arenal y Eddy Díaz Souza se han entusiasmado para leerla y a ellos y al ICRA les estoy muy agradecida, porque la Catalina digital y privada, se hará de alguna manera pública y real.

Rosa Ileana Boudet (La Habana, 1947): Narradora, crítico, periodista y estudiosa del teatro, ha dirigido las revistas Tablas (1982-1987) y Conjunto (1992-2000) dedicadas a la escena. Colabora en el campo de la crítica y la investigación teatrales con publicaciones de Estados Unidos, América Latina y España. Entre sus libros se encuentran, Alánimo, alánimo (Editorial Pluma en Ristre, La Habana, 1977) y Potosí 11, dirección equivocada (Editorial Unión, 2000). Cuentos suyos han aparecido en diversas antologías, la más reciente, Making a Scene: Cuban Women’s Stories, editada por Mirta Yáñez y traducida por Verity Smith (Mango Publishing, Inglaterra, 2004). Sobre teatro ha dado a conocer Teatro nuevo: una respuesta (Letras Cubanas, 1983); la antología de autores cubanos Morir del texto (Unión 1990) y En tercera persona: crónicas teatrales cubanas, 1969-2000 (Editorial Gestos, de Irvine, California, 2004). Actualmente tiene en proceso editorial un libro sobre el teatro cubano a partir del teatro Alhambra. Desde el 2006 mantiene el blog “Lanzar la flecha bien lejos”.


Eddy Díaz Souza inició su carrera como actor, asistente de dirección y director artístico a partir de 1979, bajo la tutela de importantes figuras del teatro cubano. A los veinte años de edad, recibió su primer premio de dramaturgia. Cursó estudios en el Instituto Cubano de Radio y Televisión, en la Escuela Nacional de Instructores de Arte, en el Taller Escuela Arte Fuego de Caracas y en la Escuela de Bibliotecología y Archivología de la Universidad Central de Venezuela, de donde se graduó como Bibliotecólogo. Participó en los talleres y seminarios realizados por el Odin Teatret Nordisk Teatrerlaboratorium, dictado por Eugenio Barba y la Clínica de dramaturgia, a cargo del dramaturgo argentino Mauricio Kartun. Durante su estancia en Venezuela, dirigió varias agrupaciones e impartió cursos, talleres y seminarios sobre actuación y dramaturgia. En el 2003 fundó el CentroMolinos, una unidad de investigación y apoyo a los profesionales del teatro para niños, que impulsó varias actividades y produjo la primera revista especializada en teatro para niños, de alcance internacional. Cuenta con varios premios de dramaturgia, puesta en escena y publicaciones en Brasil, Cuba, Uruguay, Venezuela y Estados Unidos.


Elenco: Yvonne López Arenal como Catalina Lasa y la participación especial de los actores Miriam Bermúdez, Carlos Rodríguez y Oswaldo Córdova, y la colaboración de Carlos Pittella.


Lectura dramatizada de Una rosa para Catalina Lasa de Rosa Ileana Boudet, jueves 19 de marzo, a las 8 de la noche en Teatro en Miami Studio, 2500 SW 8 Calle. Para más detalles, ICReneAriza@aol.com.

2 comments:

RI said...

Me cuenta Pedrito Portal que fue una muy muy muy buena lectura dramamatizada. Lamento no haber ido. Felicidades.

ICRA. said...

Gracias Rosi, un abrazo, Yvonne